martes, 15 de marzo de 2011

POEMAS SENSUALES





De tus manos: la llama
De tus labios: la provocación
De mí, ya sólo la nada
Deshecha por tu pasión

Tú, tan masculino
Tú, incendiario
Tú amor mío
Feliz desvarío

Tus caricias se anclan
en mi cuerpo, en mi alma
Sobrevolarán el tiempo
Yo así lo siento

No acabarán nunca tus besos
Si son llaves del deseo
No morirán en mis recuerdos
En mi nostalgia siempre te tengo

Deseo: desierto de arenas pálidas
de sol quemadas,
de mar ávidas.

Deseo: anclado en el puerto del ayer
aun medio muerto
capaz de renacer.

Versos como velas de fuego
de canción, de poema
pueden prenderlo de nuevo

"Somos seres llenos de pasión"
decía el poeta al viento
y a través del tiempo llega su eco
BESO Pictures, Images and Photos



Imagínate en medio de la tranquilidad de la noche,
En donde la imaginación y los pensamientos son mas libres,
En donde una suave caricia puede erizar una piel.
Imagínate la brisa fresca que regala el mar
Y el sonido hipnotizador de las olas.

Imagina sentir el aliento de otra boca acercarse a tus labios,
Hasta unirse suavemente en un dulce beso.
Imagina tu piel siendo explorada por unas
Manos inquietas por la pasión del momento.
Imagina que no te puedes escapar.

Imagínate la luna sonrojada,
Al ser testigo de ese momento apasionado
En el que eres protagonista.
Tus ojos cerrados, concentran tus
Sentidos a vivir el momento.

Imagina tu cuerpo seducido por otra piel,
Debutando en un mundo de sensaciones
En el cual solo hay espacio para el placer.

Imagina que no tienes que imaginar,
Y que todo esto lo podamos vivir tú y yo.




Aquella noche luminosa, llena de esplendor y fragancia nocturnal, al mirarte por primera vez, sentí la atracción de tu cuerpo ardiente, pregonando placer, con tu mirada imponente, con esos labios color bermellón, provocantes e insinuantes, encendiste la hoguera fructífera, desencadenando un mar de placer dentro de mí ser.
Tu cuerpo se movía al compas de la noche, la luna dejaba figurar atreves de tus ropas, tus ardientes senos, simulando un placer eterno en mi existir.


Tu ropa ceñida a tu cuerpo, excitaba a la necesidad de admirar, cada movimiento de tus grandes glúteos. Los cuales se bamboleaban, como si el vestido estorbara a ese cuerpo candente virginal, atrayendo una multitud de miradas fogosas, con ese vaivén seductor, como los veleros en altamar, resistiéndose a los vientos. Sin calmar la temperatura ardiente de mi sexo, tu cabello negro como el ébano, con olor agradable a rosas frescas, cubrían repentinamente tus ojos castaños inquietantes, tu mirada centellante, incita al paso de la noche, un ensayo sexual con acciones verdaderas, imaginando un festín con tu cuerpo ardiente en mis sueños. Sentía la necesidad de poseerte, en cualquier rincón, alejado de la muchedumbre, y despertar contigo entre sabanas rojas y una botella de ron, en algún lugar del universo, sueño o realidad en verdad ahí estas….



Regalame una sonrisa
una mirada especial
un beso de tus labios
que me puedan enamorar

Regalame un día entero
que compartas junto a mí
para que veas cuanto anhelo
poder hacerte feliz
Regalame un minuto
un momento de pasión
para demostrarte en un beso
cuanto te quiero mi amor

Regalame un suspiro
una estrella al brillar
una rosa que palpite
y me lleve hasta tu hogar

y por último te pido
regalame tu corazón
para quererlo y amarlo
y llevarlo con todo mi amor. 

5 comentarios:

  1. Y YO QUE PENSÉ EN AMARTE
    EN UNA NOCHE DE ENSUEÑOS,
    AHORA ENTIENDO QUE FUE
    UN INFUNDADO DESEO.
    SIGO AQUÍ LLENO DE ANSIAS
    POR BESAR TU CUERPO ENTERO,
    POR PERDERME EN TU FRESCURA
    Y DENTRO DE TI PERDERNOS.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. SI NO LO SINTIERA NO LO DIRÍA, SOY INCAPAZ DE FABRICAR UN SENTIMIENTO, PARA LO BUENO Y LO MALO SOY ASÍ.BESOSSS LLENOS DE AROMAS ROCIEROS.

    ResponderEliminar
  4. ¿ DE QUÉ TIENES MIEDO? DE MI? DE TÍ?
    MIEDO DE LO QUE SIENTES? DIME DE QUE TIENES MIEDO AMIGA, NO QUIERO NI DESEO QUE SIENTAS MIEDO, SOLO QUIERO QUE SIENTAS Y VIVAS, PERO SIN MIEDOS AMIGA.

    ResponderEliminar